Viajes y pensamientos

Viajamos y meditamos

27 de diciembre, día venturoso dedicado a San Juan Evangelista y San Asclepio

solsticio-de-invierno-en-Sorai-2013

Salida del sol tras monte de Santa Ana (Soria, 21 dic 2013)

Hoy, 21 de diciembre de 2013, a las 18h 11m hora oficial peninsular, comienza el solsticio de invierno. Los antiguos no tenían los telescopios modernos actuales y otros aparatos de mediciones astronómicas y sólo a partir del tercer día del solsticio el ojo humano podía percibir el nuevo movimiento solar al cambiar de “rumbo” el astro rey, por eso, al cristianizarse la paganidad, se fueron asignando santos y efemérides idóneas y cristianizadas (San Juan Bautista el 24 de junio, Natividad del Nuevo Sol de Justicia (Cristo) en la noche 24 al 25 de diciembre e incluso se dice que Cristo “resucitó al tercer día de su muerte”).

Representación de Capricornio en Santa María de Eunate, o sea, de la Puerta Ascensional Iniciática

Capricornio en Santa María de Eunate, o sea, de la Puerta Ascensional Iniciática en su más amplio sentido

A partir del solsticio de invierno el sol – fuente de vitalidad para la Tierra y todos sus seres-, ya renacido cual Fénix, incrementa su presencia cada día alargando el tiempo de luz solar hasta su punto más alto en el solsticio de verano, momento en el que comenzará a menguar hasta su momento crucial de luz mínima solar en el solsticio de invierno. Así que el solsticio de invierno, analógicamente, es el momento de la “muerte del sol” para, inmediatamente, renacer cual Fénix e ir creciendo día a día hasta su mayor altitud estival.

Puertas solares son los solsticios que, desde la más remota antigüedad, han estado vinculados a las Puertas Escatológicas, tanto para el “descenso” del alma desde “los cielos” a la “tierra”, como del “ascenso” desde la “tierra” a “los cielos o estados superiores de conciencia”, siendo la Puerta Solsticial Invernal de Capricornio la relacionada con el camino iniciático de la más alta espiritualidad, llamado Deva Yâna –al que se accede por esa Puerta de los Dioses- en la mitología indoeuropea india.

Así que, astrológicamente el signo zodiacal Capricornio que emerge tras el solsticio invernal tiene como opositor a Cáncer -al otro lado de la rueda zodiacal-, signo en el que se inició la decadencia de la “luz solar” y cuya acción destructora ha sido ahora superada en estos momentos estelares, dado que comienza el camino ascensional solar (lo que me recuerda el triunfo de San Miguel frente al dragón de siete cabezas en el Apocalipsis, ¡y es que las psicomaquias son grandes episodios de Star Wars en el Imaginario Arquetipoide que genera la Matrix Creadora de Maya !).

Y el próximo viernes, día dedicado a Venus, es 27 de diciembre y en el santoral cristiano es día litúrgio dedicado, entre otros, a San Juan Evangelista y San Asclepio.

SAN ASCLEPIO

Asclepio-o-Esculpaio-con-la-serpientePara cualquier historiador de religiones comparadas es fácil colegir que San Asclepio o San Esculapio no son sino cristianizaciones de sus homónimos grecolatinos de la paganidad: un hijo de Apolo y de humana, el mayor médico de la antigüedad (hasta resucitaba a humanos), considerado dios de la medicina y, transformado tras su óbito y apoteosis en la constelación de Ofiuco puesto que su emblema más difundido era la de una culebra no venenosa rodeando el palo emblemático del sanador físico. Además, en la literatura hermética, hay un libro esencial con tal nombre: “Asclepio”.

Es evidente que esa imagen de la culebra Zamenis longissimus rodeando el palo no resulta desconocida al occidental contemporáneo pues ha sido adaptada a emblemas farmacéuticos y de colegios profesionales de médicos. Y es igualmente evidente que para los amantes del simbolismo esotérico es una de las composiciones más apreciadas por su contenido polisémico ascensional.

Transcribo, por ejemplo, lo siguiente de René Guénon: “Es verdad que, entre los griegos, la medicina era atribuida a Apolo, es decir, al principio solar, y a su hijo Asclepios (que los latinos convirtieron en Esculapio) (12); pero en los “libros herméticos”, Asclepios se convierte en hijo de Hermes, y también es de notar que el bastón que es su atributo guarda estrechas correspondencias simbólicas con el caduceo. El ejemplo de la medicina permite comprender además cómo puede una misma ciencia tener aspectos que en realidad se refieren a órdenes diferentes, de dónde correspondencias igualmente diferentes, aun cuando los efectos exteriores que de ellos se obtienen son aparentemente semejantes, pues hay una medicina puramente espiritual o ‘teúrgica’, y hay una medicina hermética o ‘espagírica”…”.

¿Asclepio representado así en Sta. Mª de Eunate? Es posible

¿Asclepio representado así en Sta. Mª de Eunate? Es posible

Uno de los cultos que tuvo que arrinconar el cristianismo fue el dedicado a Asclepio-Esculapio, máxime cuando se daban una serie de paralelismos con Jesucristo especialmente en su faceta de “reparadores de la salud” e incluso como “resucitadores de fallecidos”, amén de curiosas coincidencias biográficas (por decirlo así).

Podríamos estar escribiendo durante horas acerca de Asclepio (y más, todavía, sobre el tratado hermético homónimo que tanto influyó entre diversos Padres de la Iglesia e intelectuales medievales como en la Escuela de Chartres en el mismísimo siglo XII, y en la obra de Alberto Magno), pero vamos a conformarnos con mostrar la siguiente exposición académica del investigador Luis Gil en su ensayo “Medicina, religión y magia en el mundo griego”.

Asclepio,-Esculapio-en-Luis-Gil

SAN JUAN EVANGELISTA

El 27 de diciembre es también el día litúrgico que el santoral asigna a San Juan Evangelista al que se le creyó, hasta hace poco, autor además del libro que cierra el Nuevo Testamento, el Apocalipsis [Revelación], el cual concluye a su vez con esa instauración de la Nueva Jerusalen Celeste iluminada por la luz emanante de la Divinidad teriomórficamente representada como un Agnus Dei (emblema muy querido por los caballeros-monjes templarios, por cierto).

El Evangelio de San Juan es el más espiritual de los cuatro evangelios canónicos, el más esotérico, el más profundo. Su prólogo es tan esotérico que incluso se ha dicho, por parte de diversos exégetas neotestamentarios, que son versículos incorporados posteriormente de matríz gnóstica: “En arche en ho logos kai ho logos en pros ton theon kai theos en ho logos” [“en [el] Principio (origen) era la Palabra (Logos), y la Palabra (Logos) estaba con (lit. hacia) Dios y Dios era la Palabra (Logos)…]. “La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió… La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció…”

Un Evangelio (Buena Nueva) del apóstol más amado de Jesús en el que éste dice: “Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” Un evangelio, que concluye así:

“Era ya la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos después de resucitar de entre los muertos. Dijo esto para indicar con qué clase de muerte había de glorificar a Dios. El que se había reclinado en su pecho durante la cena y le había preguntado: «Señor. ¿quién es el que te va a traicionar?» De ahí que corriera entre los hermanos el rumor de que ese discípulo no iba de morir. Aunque Jesús no le dijo que no moriría. Sino: «Y si quiero que ése se quede hasta que yo venga. ¿Qué te importa a ti?
» Ese discípulo es el que atestiguó estas cosas y las escribió. Se sabe que su testimonio es digno de confianza. Hay muchas más cosas que hizo Jesús. Y si se relataran todas ellas por menudo. Creo que ni en el mundo entero cabrían los libros que tendrían que escribirse”.

El Evangelio de Juan es, en el esoterismo, todo un “evangelio de culto”, y con ello, creemos, está todo dicho…

Guia de San Baudelio Aunque quisiera acabar este post -último de este blog iniciado en septiembre- señalando que en el ofertorio de la misa del 27 de diciembre se lee lo siguiente: “Como la palmera florecerá el justo…” 

Y ello está relacionado con el Ave Fénix  que renace de sus cenizas, tal como comento en mi libro sobre la ermita de San Baudelio, edificio en el que la palmera alcanza su mayor esoterismo arquitectónico español.

Además,  en el día de hoy, 21 de diciembre, en témporas de adviento y día litúrgico de Santo Tomás apóstol (que nos enseña la necesidad de “creer” sin tener que “tocar o percibir sensorialmente”), en la epístola de la misa se lee el siguiente pasaje paulino fundamental para la francmasonería cristiana: (Efesios 2, 19.22):

Así que no sois extraños, ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y familiares de Dios: pues estáis edificados sobre el fundamento de los apóstoles, y profetas, y unidos en Jesucristo, el cual es la principal piedra angular de la nueva Jerusalén, sobre quien trabado todo el edificio se alza para ser un templo santo del Señor;  por Él entráis también vosotros a ser parte de la estructura de este edificio para llegar a ser morada de Dios por medio del Espíritu Santo”.

Nota: dedico este artículo a un buen amigo y en la confianza de que el viernes 27 el arquetipo de la Salud espíritual-psíquica-física (que encarnaron cada cual a su modo el Asclepio-Esculapio, San Esculapio y el mensaje evangélico de Juan y el epílogo del Apocalipsis)- sea la estrella radiante de cinco puntas de la “Virgen Venus de la Salud” que le impregne de “Luz y Vitalidad Salutífera”, especialmente durante el combate al que ha sido emplazado como Jedi, y  en el que, estamos seguro, la “Fuerza” le acompañará plenamente.

Recreación mandálica de la salud templaria en San Bartolo de Ucero donde se rinde culto a la Virgen de la Salud

Recreación mandálica de la Tabla Redonda de la Salud Templaria en San Bartolo de Ucero,  con la Capilla de la Virgen de la Salud tras el Caballero-Monje Fénix

Fanes Mitra Aion

Fanes Mitra Aion

Solsticios,-Puertas-Celestes,-Rene-Guenon

La hermenéutica de René Guénon para simbolismo tradicional sigue siendo un manantial insustituible en muchos casos. Pirmera página de su ensayo “Acerca de los dos San Juan” y “mis apuntes”… Mi primera lectura fue en Pamplona.

Anuncios

2 comentarios

  1. El Sol Naciente resurge, Invictus, tras su descenso “maximus” en el solsticio invernal, y el nuevo Niño Sol crece y crece día a día a partir de aquí pues ha renacido de sus “cenizas”, cual Fénix… hasta alcanzar su mayor explendor en el solticio de verano, pero a partir de entonces comienza a languidecer y hacerse viejo, viejo y viejo… hasta el día siguiente al solsticio de invierno en que es el nuevo Rey Niño Sol quien toma las riendas…. Toda una epopeya astronómica con sus reflejjos en la naturaleza terrestre y en la propia psique humana….

  2. El solsticio de invierno representa el dominio de la noche en relación al dia; Pero a partir de este punto, empieza la carrera del Sol hacia una nueva victoria que tiene su punto álgido en el solsticio de verano en donde la Luz vence a las tinieblas !!!

Seamos respetuosos en los comentarios, simplemente...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: