Viajes y pensamientos

Viajamos y meditamos

Más sobre la socialización y la minusvalía digital

Mayores y ciberespacio, QueroltLos mayores de 50 años conformamos unas generaciones en las que abunda la “minusvalía digital” (en otras cosas estamos muy por encima, claro está). Es un tema, éste de la “minusvalía digital”, analizado exhaustivamente en la tesis doctoral de Vicent A. Querol  – profesor de Sociología en el Departamento de Filosofía y Sociología de la Universidad Jaume I- que podéis leer online y también mediante la compra del libro Mayores y ciberespacio: procesos de inclusión y exclusión en el que la tesis doctoral se encuentra resumida y expuesta de forma más amena y divulgativa.

He ojeado la tesis doctoral y de esta lectura rápida he seleccionado algunos párrafos y elaborado el siguiente resumen por considerarlo oportuno para este blog y que, a su vez, sirve de complemento a las dos entradas anteriores relativas a este tema global del ciberespacio relacionado con nosotros como padres de “nativos digitales” o “seminativos digitales”, y como adultos que, según este sociólogo, “llegamos tarde”.

Los mayores en el ciberespacio, Vicent A Querol
Las herramientas digitales de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) “van acompañadas de técnicas utilizadas en el tratamiento y la transmisión de las informaciónes, principalmente a través de la informática, Internet y las telecomunicaciones”. Su uso llega a múltiples ámbitos de la vida cotidiana y profesional. Han irrumpido y han venido para quedarse y “reinar”.

Y quienes ya tenemos cierta edad somos considerados sociológicamente por este investigador con el término “mayores que llegaron tarde”. El significado de este calificativo nos lo explica así:  “Aunque se podría haber usado pora esta tesis la expresión ‘las generaciones que nacieron pronto’, se ha preferido el advervio ‘tarde’ por las connotaciones que de él derivan. Usamos ‘tarde’ para mostrar a los que llegan en el momento en que las oportunidades son más difíciles y, de forma más claa, porque en este momento del ciclo vital, para estas generaciones y por el funcionamiento del mercado laboral, se piensa que ‘es tarde’ para formarse”.  El autor de esta tesis doctoral teme que, dada la implantación, expación y proceso acelerado que tienen las TIC, se está dando ya una “exclusión por edad de las generaciones que llegaron tarde a este proceso acelerado de socialización digital”, y que, en suma, “esta sería una de las claves que discriminarán entre un proceso de socialización para la producción, a edades más tempranas,de otro proceso en el que creemos que el camino hacia el retiro provoca una socialización tecnológica diferente”. La franja separadora, la “brecha digital”, la ha localizado en los 45 años de edad al realizar su trabajo de campo durante en el año 2008, por lo que tal “brecha digital” corresponde a los que hoy tienen medio siglo de vida, cincuenta añitos.

Estamos en la Sociedad de la Información con un ciberespacio en el que el uso de las TIC van acaparando todos los sectores, desde los productivo-ecónomicos hasta los del ocio y las conversaciones. Y nos han pillado -el ciberespacio y las TIC-  “con el paso cambiado” a las generaciones “que llegamos tarde”. De los peligros que conlleva “no estar al día” en cuanto a las TIC de cara al trabajo profesional, creo que es una cuestión sobre la que huelga hablar dado que es algo más que evidente sobre todo si pensamos que, para los que estamos por ejemplo en la década de la cincuentena de años, aún nos queda “vida laboral” para rato y que las TIC todavía irán avanzando y desarrollándose más y más…

Pero es que, además, el ciberespacio y las TIC afectan igualmente a la socialización y culturalización contemporánea de forma inaudita. “Esta articulación entre lo tecnológico, lo social y lo cultural” es lo que  ha configurado la “Sociedad-Red”, que es “una forma de relación entre seres humanos con nodos de importancia y capacidad diversa”. Y a través de internet ha explosionado en lo que se llaman “redes sociales” en las que se da un flujo comunicativo sin limitaciones de tiempo, geografía, estatus…, etc. Las interacciones en tales redes sociales (digitales) se desarrollan en el ciberespacio a través de Internet y del teléfono móvil (especialmente los smartphones).

Y dice Querol: “Entre las aguas de este cambio histórico [de la Era Industrial a la Sociedad de la Información] han vivido y viven varias generaciones de personas en cuyas vidas se ha ido incorporando, han sido atraídas u obligadas por las circunstancias al uso de las tecnologías propias de la sociedad informacional y distintas del industrialismo. Nacidos y socializados, al menos en sus primeras etapas, en el paradigma industrial anterior, ¿en qué medida arrastran consigo la condición generacional y en qué modo han sido digitalmente socializados? Esta dialéctica, junto a otros factores sociales diversos, abre la brecha entre varios sectores de la población. Algunos se ven adaptados, por las circunstancias, a la implantación creciente del uso de las TIC mientras otros quedan en los márgenes o bastante alejados de estas fronteras del ciberespacio”.

Frente a “los que llegamos tarde” tenemos a los “nativos digitales”, nuestros hijos, especialmente los más jóvenes, los cuales han crecido ya dentro de la Sociedad de la Información y se relacionan dentro del ciberespacio como peces en el agua. En cambio nuestra socialiación digital en el ciberespacio -entre “los que llegamos” tarde- deja mucho que desear. Nos ha pillado con el pie cambiado, decía antes, debido a que esta “socialización en el ciberespacio ha llegado cuando nuestra concepción tradicional de las etapas de las etapas del ciclo vital ni tan siquiera contemplaba nuevos apredizajes”. Claro está que, evidentemente, hay excepciones, sobre todo en lo que respecta al uso laboral de las TIC (¿quién no sabe manejar un ordenador medianamente..?), y que también hay excepciones en la interrelación de “algunos que llegamos tarde” en el seno del ciberespacio pues entendimos en su momento que había que “renovarse o morir” en esta nueva Sociedad de la Información.

Destaca el autor que ahora son los hijos los que enseñan a los padres en la Sociedad de la Información: “En este ámbito de uso relacional, la familia constituye un núcleo de difusión del ciberespacio, pues los nativos digitales arrastran a sus mayores a muchas de las prácticas relacionales. En esta transferencia intergeneracional, los objetos tecnológicos pasan entonces de hijos a padres, en una práctica social que da acceso a las TIC pero que reproduce la brecha digital por edad en tanto que se echa a los mayores aquello que resulta obsoleto para los jóvenes”.

Una reseña del libro (Universitat Oberta de Catalunya)

minusvalia digital en libro de Querolt
Minusvalia digial socializacin digital

Anuncios

1 comentario

  1. Reblogueó esto en isabelnovoy comentado:
    Que verdad lo de la minusvalia digital , y encima cada vez nos piden más y nos cuesta más .

Seamos respetuosos en los comentarios, simplemente...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: