Viajes y pensamientos

Viajamos y meditamos

El Cid heroico cinematográfico de Charton Heston

Si días atrás comenté aquí la película de Ben-Hur hoy toca El Cid, dirigida por Anthony Man en 1961 y protagonizada también por Charlton Heston, rodada en España y producida por Samuel Bronston.

Cartel-de-pelicula-El-Cid-con-Charlton-HestonRodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, ha quedado inmortalizado en la literatura merced al Cantar de Gesta Mio Cid. Don Ramón Menéndez Pidal estaba convencido de que los juglares que lo inventaron eran dos, uno de la zona de Medinaceli y otro de la zona de San Esteban de Gormaz (ambas en Soria). Y Menéndez Pidal asesoró a los guionistas de la película y estuvo algún día en uno de los exteriores del rodaje.

Menendez Pidal, Charlton Heston, El Cid

El personaje cidiano del Cantar de Gesta es más mítico que real y en él se nos presenta una imagen ideal de Rodrigo Díaz de Vivar como un héroe y todo un caballero, dos facetas que la película resaltó extraordinariamente. Hay otros elementos muy queridos por el “imaginario colectivo audiovisual” norteamericano del momento que ensalzó este film, como ha destacado Sempere Serrano  en su ensayo El Cid de Anthony Mann ¿Cantar de gesta del siglo XX?

A mi me fascina esta película, lo confieso. La ví por vez primera siendo un adolescente y estudiante en el seminario del Burgo de Osma, como Ben-Hur. Y la he visto unas cuantas veces. Además el personaje del Cid ha ocupado muchas horas de mis lecturas en diversas etapas de mi vida, especialmente como preparación documental para elaborar mi libro “Por tierras de Soria, La Rioja y Guadalajara. Rutas de Almanzor, Mío Cid, Jalón, Dugüesclin, Alvargonzález y río Lobos“, y también para redactar varios ensayos en el monográfico cidiano que quise tuviera la edición invernal de la Revista de Soria, número 23, de 1998, algunos de los cuales puden leerse en Soriaymas, de donde trascribo lo que sigue.

EL CID CINEMATOGRÁFICO (escrito de 1998)

Rodrigo Díaz de Vivar, en verdad, sigue cabalgando por estas tierras sorianas para los que, como nosotros, seguimos creyendo en los valores peremnes que personifica Mio Cid, el Campeador, el del Cantar y los Romances.

Ese mismo Cid que ha sido dado a conocer por todo el mundo a través del séptimo arte, a través de una espectacular superproducción de Samuel Bronston, titulada escuetamente El Cid, que tan magistralmente interpretara Charlton Heston, ese gran actor épico que encarnará para siempre a Ben-Hur, Moisés, Miguel Ángel y tantos otros personajes heroicos, en la gran pantalla.

Nada menos que Ramón Menéndez Pidal asesoraría a Heston, en 1960, acerca de cómo debía ser la personalidad y carácter del Cid cinematográfico (Heston le representó como a un Job medieval).

Charlton Heston, Menendez Pidal, Felix Rodriguez de Lafuente

Charlton Heston (El Cid), Menendez Pidal, Felix Rodriguez de Lafuente

Y por mucho que nuestro crítico e historiador de arte Juan Antonio Gaya Nuño niegue la validez histórica de este film, seguiremos viendo una y otra vez tal película porque refleja con fidelidad la imagen que el pueblo español, y sobre todo el castellano, ha tenido del Cid como prototipo heroico, desde el “Carmen Campidoctoris”, pasando por el Cantar de Mio Cid, hasta el Romancero.

CId y Conde de Gormaz

El Conde de Gormaz, padre de Jimena en esta película, enfrentado al Cid

Y a ellos se atiene El Cid de Charlton Heston y su particular Jimena, la sensual Sofía Loren, incluso cuando se convierte a Jimena en hija del conde Gómez de Gormaz, o cuando el Cid gana la batalla después de muerto, enhiestamente sentado sobre Babieca. No nos extraña, por todo ello, que esta película entusiasmara a John Kennedy, presidente de los Estados Unidos.
Y es que poco importa para la conciencia colectiva de los pueblos la verdadera historia y sus personajes reales porque todo ello es, como dijera Nietzsche, “humano, demasiado humano”. El alma colectiva del pueblo vibra ante lo arquetípico y se siente incluso arrastrado por ello. Para los eruditos y especialistas queda lo “humano, demasiado humano”, y para el bardo fascinar al público narrando y cantando las hazañas de los dioses y de los héroes, transformando así al personaje histórico en un ser de leyenda e incluso mítico.

Charlton-Heston-en-El-Cid,-1

Y esto es, en definitiva, lo que hace conmueve y sirve de guía al pueblo, creando y sosteniendo al mismo tiempo vínculos tribales o nacionales de identidad común. Además, lo que verdaderamente ocurrió difícil es de saber con exactitud puesto que la falta de documentos, y la falsedad de muchos de los que han llegado a nosotros, así como la propia subjetividad del historiador (y la prueba más enternecedora es la del propio Ramón Menéndez Pidal) hacen que tal labor se convierta en una tarea sobrehumana e imposible (es nuestra opinión, claro está).

Curioso es -y permítanme decirlo- que por esas ironías de la Historia, la firma del convenio de creación de la ruta Camino del Cid en el monasterio burgalés de San Pedro de Cardeña por parte de ocho diputaciones provinciales pertenecientes a cuatro comunidades autónomas se firmase precisamente en un 11 de septiembre (1998), fecha en la que Cataluña reivindica su “catalanidad” en la Diada. ¡Que hermoso gesto, inconsciente, estoy seguro, pues las diputaciones indudablemente no se dieron cuenta de tal coincidencia- tuvo lugar ese día, surgido del fondo del alma colectiva española al reivindicar nuevamente la figura aglutinadoramente hispánica del Cid en la misma capilla donde enterraron sus restos mortales!

Nota: En esa firma del convenio del Camino del Cid estuve presente como jefe de prensa de la Diputación de Soria…

Anuncios

2 comentarios

  1. Arantxa

    Para mí, lo mejor de la película es la interpretación del actor escocés John Fraser en el papel de Rey Alfonso. Sencillamente sublime.

  2. tomas R

    Que sepáis que gran parte de este rodaje se hizo en tierras Vallisoletanas en concreto se rodó en el castillo de Torrelobatón Castillo perfectamente conservado y donde se celebran todos los años cenas medievales y un esplendido mercado

Seamos respetuosos en los comentarios, simplemente...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: